El Club De Los Buenos Infieles Historia Real

Es que la mayor parte de las tomas se rodaban soltándonos en una ubicación real e interactuando con la gente, ¡y lo que brotara! Lluis, el director, se preocupó bastante de escapar de todo cuanto supusiese no reflejar algo real. Este es el debut en el riguroso film de Lluís Segura, tras ser escritor de guiones de grabes como Salvación o de crear los temas Robot Rovellado para Un monstruo viene a verme o Iylm para Lo imposible . Curiosamente el actor se ha llamado también por su nombre en la serie Erasmus Interplanetario, y en los grabes Fallecieron sobre sus opciones y La maniobra de Heimlich .

El gran error de los “infrahombres” de su película, y la explicación para la comedia, es que “se meten en un follón, en el momento en que lo que deberían llevar a cabo es charlar con sus parejas”. Pocos atractivos para una película que ni en la manera ni el fondo llega a tener un mínimo de calidad. Como comedia es muy floja, está rodada de forma insuficiente y las interpretaciones tampoco son ninguna joya, amén de un guion que por momentos da vergüenza ajena. Si la película utilizase al menos los elementos con los que juega con algo de humor… Todos contamos un amigo con la capacidad de llevar a cabo rechistes obscenos chistosos que indudablemente es el único al que no le partiríamos la cara porque nos hace felicidad.

El Club De Los Buenos Infieles

Lluis Segura comienza como guionista y director de El club de los buenos infieles, una irregular comedia más propia de los años 70 que de la actualidad, en la que la idea parece ser radiografiar la pareja en crisis desde una óptica humorística. Según sus declaraciones, la historia tiene su origen en las vivencias que le han ido contando algunos de sus amigos, que son o fueron infieles a sus parejas. Cuatro amigos de la infancia (Fele Martínez, Raúl Fernández de Pablo, Juanma Cifuentes, Hovik Keuchkerian) se reúnen tras un buen tiempo para retomar el contacto.

el club de los buenos infieles historia real

Es una película que con un presupuesto irrisorio logra mantener el tipo en frente de títulos como este. Es una historia de hombres que confiesan un determinado enfrentamiento con sus parejas, que tiene que ver con el sexo, y se afronta desde la perspectiva de los «tíos» que puede beber un poco de «Sexo en Nueva York«. Cinco infelices que se proponen realizar un club para serles infieles a sus esposas, con la explicación patética de salvar sus matrimonios. Decididos a recuperar la sensación de riesgo y de aventura que sentían al “tomatear” deciden crear un club de infieles para viajar por toda España y recuperar el deseo perdido, acostándose con otras mujeres.

El club de los buenos infieles, que se muestra como una comedia, si que es cierto que me hizo reír en varias ocasiones, sobre todo por las situaciones tan absurdas en las que se ven involucrados los individuos. La película me parece entretenida, merced al buen ritmo que tiene, la singularidad en el momento de contarla y las buenas actuaciones que encontramos. Si que es verdad que hacia la segunda parte del filme el ritmo decae, pero no pienso que eso logre sospechar un importante problema, porque viene con mucha “carrerilla” de la primera parte.

Los Estrenos Del 29 De Marzo ‘el Club De Los Buenos Infieles’ En Busca De La Pasión Perdida

Él nos pone frente a la fragilidad de unos hombres que no supieron madurar, que no tienen idea el papel que mejor les cuadra en la vida. “La suma de un club de la pelea con un club de infieles podía transformarse en una comedia increíble, llena de diversión y aventuras, pero asimismo de medites y acercamientos a un tema tan interesante como la pareja”, manifiesta el cineasta. De ahí que pasamos mucho tiempo intentando encontrar y seleccionando entre los maravillosos intérpretes que existen en este país.

Según Segura, los trucos que se proponen en la película están probados y marchan. Segura define la película como “una comedia romántica reflexiva”, con homenaje incluido, pero al revés, de una de las escenas mucho más reconocidas de “En el momento en que Harry encontró a Sally”, la de Meg Ryan simulando un orgasmo. El gran error de los “infrahombres” de su película, y la explicación para la comedia, es que “se meten en un follón, cuando lo que tendrían que realizar es hablar con sus parejas”. Con un reparto coral que encabezan Fele Martínez, Hovik Keuchkerian y Raúl Fernández de Pablo, la película charla de “la crisis de la masculinidad” y ofrece a los hombres reírse de “lo patéticos” que pueden llegar a ser a veces, enseña Segura a Efe. Lo que mucho más llama la atención de El club de los buenos infieleses el momento en el que llega.

El Club De Los Buenos Infieles : Los Misterios Del Rodaje

Más allá de que a primera vista pueda parecer que “El club de los buenos infieles” va a contracorriente, en plena explosión del feminismo, especialmente en el cine, Segura protege que la revolución debe venir por los 2 lados. La comedia también explota el filón de las técnicas de seducción y de los instructores que enseñan a seducir, papel que asume Adrián Lastra. Segura define la película como “una comedia romántica reflexiva”, con homenaje incluido, pero del revés, de entre las situaciones mucho más reconocidas de “En el instante en que Harry halló a Sally”, la de Meg Ryan simulando un orgasmo. Entre risas y una enorme borrachera, se ponen a charlar y acaban reconociendo, que prosiguen queriendo bastante a sus esposas, pero ahora nos las quieren, seguramente debido a la monotonía de su matrimonio. Es una película que con un presupuesto irrisorio consigue sostener el tipo en frente de títulos como este.

Basada En Hechos Reales

Quizá resultona, en dependencia del tono usado y del avance que se le dé a la historia y a los individuos. Acabada la película, eso sí, se puede decir que no solo es suicida sino más bien además intensamente machista. ¿Qué precisa entonces una mujer para despertar de nuevo el deseo sexual de un hombre si, en fachada, lo tiene todo? Es este un de los alegatos machistas que la película tiene a lo largo de toda su crónica y que no lo esconde de ningún modo. La trama, inspirada en hechos reales, da un giro cerca de un grupo de amigos, todos en matrimonio, que una noche de juerga confiesan que no desean a sus mujeres y deciden hacer, a sus espaldas, un “club de infieles” para ligar con otras y recobrar el deseo perdido.

Los derechos de propiedad intelectual de las críticas corresponden a los que corresponden críticos y/o medios de los que fueron extraídos. Filmaffinity no tiene relación alguna con el productor, productora o distribuidor/a de la película. La comedia asimismo explota el filón de las técnicas de seducción y de los instructores que enseñan a seducir, papel que acepta Adrián Lastra.